Fumigaciones, qué es y para qué sirve

El proceso de fumigaciones nos permite tratar y controlar las diferentes plagas mediante el uso de fumigantes. En la actualidad las plagas de animales y bichos más comunes pueden ser controladas o erradicadas gracias a estos tratamientos ya sea en su hogar u oficina.

Tipos de plagas

En este listado podrás encontrar las principales plagas que son atacados y eliminados mediante la fumigación. Haz clic en el nombre para ver más información.

Avispa

Avispas

caracoles y babosas

Caracoles y Babosas

carcoma

Carcoma

chinche

Chinches

cucaracha

Cucaracha

Garrapatas

Hormigas

Mantis Religiosa

Mosquitos

Piojos

Polillas

Pulgas

Pulgones

Ratas

Termitas

Topos

Qué es el fumigante

Es un compuesto químico que correctamente aplicados nos permitirá un tratamiento eficaz del control de plagas. 

fumigacion con gas

Normalmente es de forma gaseosa aunque existen aplicaciones líquidas. El fumigante está hecho con un compuesto de más fuerza que las nebulizaciones o los aerosoles puesto que éstos últimos suelen usarse para nutrir en lugar de eliminar plagas.

Cuando detectamos una de las plagas en nuestro hogar lo mejor es acudir a una empresa dedicada al control de plagas o también llamadas empresas de fumigación. Éstas buscarán el mejor tratamiento para la completa eliminación y prevención del bicho a eliminar.

Ventajas de las fumigaciones

La fumigación puede realizarse en cualquier momento de la vida de la plaga, tanto en su prevención como en su estado más avanzado. Actualmente es la única forma para la total eliminación de éstas con un 99,99% de resultados positivos.

eliminacion de plagas

Tras su tratamiento no dejan prácticamente ningún residuo tóxico que pueda poner en peligro a personas o alimentos.

Gracias a su composición y su tratamiento aplicado mediante gases, llegan a lugares donde los cebos, polvo o trampas tradicionales no puede eliminar las plagas.

Tipos de fumigantes

Dependiendo del compuesto podemos distinguir diferentes tipos de fumigantes

Fumigación con líquido

Proceso de fumigacion

Este tipo se realiza con un rociador el cual permite llegar a lugares difíciles y aplicar una presión y cantidad de producto homogénea. Se aplican también con frecuencia en exteriores como el jardín donde son más efectivos que las soluciones con gas.

Es muy utilizado para atacar plagas de insectos y no son dañinos para el ser humano. Son además inodoros por lo que no es necesario una alta ventilación en su aplicación.

Fumigación con gas

fumigacion con gas efectiva

Este tipo es el más frecuente y el que tiene más facilidad de aplicación en general. No deja restos ni mancha y además se ventila pasados unos minutos.

Tiene un efecto inmediato sobre la plaga y gracias a su composición podrás acceder a todos los lugares y rincones fácilmente. Muy eficaz con insectos.

Fumigaciones con gel

Este tipo es también de última generación y se aplica en cantidades pequeñas en lugares estratégicos (bajo muebles, electrodomésticos). Los bichos mueren a los pocos minutos de haber estado en contacto con el producto y además no vuelven a aparecer en esos lugares de aplicación.

Fumigación con polvo

La fumigación con polvo se aplica en lugares concretos que sean de baja humedad y donde no haga mucho frío. Es un compuesto inodoro y que tiene la ventaja que no se suspende en el aire. Es idóneo para plagas de animales de mayor tamaño.

Técnicas de fumigación más frecuentes

Para cada uno de los trabajos existen diferentes formas o técnicas de fumigación. Las más destacadas son:

Aspersión líquida

Este método es muy efectivo para el control de plagas voladoras y rastreas. Se practica sobre una zona interior y exterior de puertas, ventanas y diferentes accesos de la vivienda. Esta técnica se lleva a cabo con un equipo de presión que cuente con una boquilla tipo abanico que permita rociar de forma inferior y superior alcanzando los diferentes rincones y huecos pequeños. Gracias a este sistema se crea una zona segura donde las plagas no pueden pasar.

Aspersión motorizada

La aspersión motorizada es muy utilizada especialmente para el control y la eliminación de termitas. Se suelen llevar a cabo en zonas de jardín y zonas verdes de exterior. En esta técnica se necesita una gran cantidad de insecticida precisamente por la zona tan amplia en la que se lleva a cabo.

Pincelación

Con la pincelación se nos permite delimitar y atacar zonas muy concretas. El sistema actúa de tan forma que el insecto evita esa zona de paso evitando que acceda a zonas concretas que hayamos definido. Es muy práctico por ejemplo para proteger ciertos refugios con alimento. Para esta técnica se usa una laca insecticida aplicada con brocha aplicada sobre zona de tránsito o de refugio de la plaga.

Espolvoreo

En muchas ocasiones debido a la ubicación o zona de aplicación de la fumigación es mejor no aplicar productos líquidos (zonas con cables eléctricos, zonas con maquinaria…) o en zonas con mucha humedad. En este caso la aplicación de fumigadores en formato polvo es una solución mucho más práctica y segura. Estos plaguicidas tienen forma de polvo y los insectos acaban muriendo por ingestión o contacto con el componente.

Pulverización

En este caso los productos químicos son líquidos realizados sobre una base de aceite o agua. Para su aplicación se usa presión constante para que su aplicación sea lo más uniforme posible. Este tipo de aplicación la vemos con frecuencia en tractores o maquinaria de fumigación masiva donde las dosis se reparten de forma equitativa.

Nebulización

Mediante la nebulización aumentamos el tamaño de la gota entre 50 y 100 micras de tamaño. Al ser de menor tamaño se quedará suspendido en el aire por más tiempo y se expandirá en una superficie mayor. También es un método o técnica usado tanto en zonas de mayor amplitud como en áreas más pequeñas. Aquí lo importante es que se requiera una dosis muy pequeña de insecticida.

Termonebulización

Es una variante de la anterior técnica y aquí lo que perseguimos es que la plaga salga de sus escondrijos y muera por contacto. Es una técnica utilizada cuando los lugares son de difícil acceso por lo que las partículas son de muy pequeño tamaño. Gracias a este pequeño tamaño y a su facilidad de transportanse en el aire permite llegar a pequeños huecos y grietas de los edificios. Es muy utilizada para eliminar plagas como mosquitos e insectos de menor tamaño.

Estaciones de cebo

Las trampas o cebos se usan comúnmente para insectos o plagas de mayor tamaño.  Se colocan cebos tanto sólidos como líquidos sobre alimentos para que sea de fácil acceso a las plagas. Quedarán eliminados por ingestión o contacto.

Trampas engomadas

Estas trampas engomadas son muy utilizadas contra los ratones y ratas. Existen diferentes formatos pero los más utilizados son las trampas adhesivas.

Geles

Los geles se aplican especialmente para atacar la plaga de cucarachas y en lugares donde el acceso a limpiar es más dificultoso (cocinas, conductos, grietas en las paredes). Se aplica el gel y las cucarachas mueren por contacto. Es un sistema o técnica muy eficaz y de las más utilizadas.

Soluciones electrónicas

Los dispositivos electrónicos se conectan a la corriente eléctrica y no usan un compuesto químico como tal. No son tóxicos y actúan como ahuyentadores de las placas en lugar de eliminarlos. Nos permite por ejemplo delimitar y evitar que vuelvan a una zona tratada anteriormente con técnicas tradicionales de eliminación. Son prácticos tanto para insectos como para roedores.

Preguntas frecuentes sobre las fumigaciones

fumigacion de hogar

¿El producto que se aplica al fumigar es tóxico?

No, los productos que se aplican normalmente en el proceso de fumigación son seguros personas y mascotas (salvo peces y pájaros). No obstante siempre es recomendable tomar precauciones y durante la aplicación evitar que haya cerca personas de mayor edad, niños pequeños y personas que presenten dificultades respiratorias.

¿Qué medidas se recomienda tomar antes de fumigar?

Tome estas precauciones siempre que tenga pensado realizar un servicio en su hogar para asegurar los mejores resultados.

  • Proteger los alimentos en un lugar alejado y si es posible cubrirlos con un protector.
  • En las fumigaciones en la cocina realizar una limpieza a fondo eliminando restos de grasa y aceite.
  • Vaciar todo el contenido de cajones y armarios y mantenerlos abiertos para una aplicación más fácil.
  • Retire los muebles de la pared si es posible dejando un hueco suficiente para poder aplicar el fumigador.
  • Por seguridad apague y desconecte todos los electrodomésticos de la zona de servicio y dejar el gas cerrado.
  • Personas con avanzada edad, niños y mujeres embarazadas no estar en el lugar hasta haber pasado 6 horas desde el tratamiento.

¿El servicio de fumigación tiene garantía?

Cuando se realiza el servicio se ofrece una garantía la cual puede variar del tipo de plaga al que se ataca y la ubicación. Normalmente la garantía cubre un periodo de 6 meses aunque puede llegar a 12 meses si el lugar de aplicación es el idóneo.

¿Si se ha realizado una fumigación cerca de mi vivienda o local comercial la plaga puede venir hacia mi? 

Es una situación que puede ocurrir dependiendo de la plaga. Esto es debido a que en la fumigación el bicho queda eliminado si hay algos pueden migrar a un sitio cercano y seguro.

lavar manos despues de fumigar

¿Hay que fumigar toda la vivienda?

Antes de fumigar se realiza un detallado análisis y normalmente no hace falta fumigar toda la vivienda en su totalidad. Es importante enfocarse en las zonas afectadas y en el origen de la plaga.

¿El producto que se aplica mancha o tiene un fuerte olor?

Determinados productos tienen un olor peculiar debido a su composición química, pero en ningún caso producen manchas sobre superficies. Determinadas plagas exigen un producto que sí desprende un olor en el momento de la aplicación pero que desaparece una vez terminado el trabajo y se ha ventilado el lugar.

¿Qué dura un proceso de fumigación en mi hogar?

Dentro del estudio le orientaremos en el tiempo total de la aplicación pero normalmente es un proceso que suele durar en torno a 1 hora.

Legislación y normativa

La fumigación es un proceso que cumple todas las normativas legales dentro de la Unión Europea. Todos los productos químicos usados para la elaboración de los fumigantes han sido examinados y detalladamente analizados para asegurar la no toxicidad al ser humano. Gracias a los avances tecnológicos y al desarrollo de nuevos insecticidas, los resultados obtenidos y la facilidad de aplicación hacen el proceso de Fumigación muy cómodo y seguro.

En la materia agrícola se realizan constatemente mejoras y trabajos continuados en organismo como el Colegio de las ciencias de la agricultura para la mejora continua sanitaria.